6 planes para disfrutar del Puente de Diciembre en Soria

6 planes para disfrutar del Puente de Diciembre en Soria

¿Estás preparando ya tu escapada para el Puente de Diciembre? Si quieres disfrutar de un viaje único, donde poder visitar espacios naturales increíbles, conocer pueblos maravillosos, realizar actividades diferentes y degustar una magnífica gastronomía, ¡Soria es tu destino! La provincia tiene mucho que ofrecerte y el Puente de Diciembre es un momento perfecto para descubrirla.

Son muchos los planes que se pueden realizar en Soria. Experiencias únicas perfectas para disfrutar en familia, con amigos o en pareja y que son aptas para todos los gustos. A continuación, te proponemos 6 planes para disfrutar del Puente de Diciembre en Soria: 

1. Visitar el Acebal de Garagüeta

El primer plan que os proponemos es perfecto para los amantes de la naturaleza: el Acebal de Garagüeta. Situado en el término municipal de Arévalo de la Sierra, este espacio natural es uno de los más visitados de la provincia durante los meses más fríos del año, cuando luce en todo su esplendor. Además, si tienes la suerte de verlo nevado la experiencia puede ser mucho más increíble. Sus frutos, pequeñas bolas de color rojo, se van formando a lo largo de la primavera y el verano, pero no es hasta el otoño cuando adquieren su característico y llamativo color, permaneciendo con este aspecto durante todo el invierno.

Fotografía: Conrado Ángel

El Acebal de Garagüeta es el mayor bosque de acebos existente en la Península Ibérica y Europa meridional, que cuenta con un importantísimo valor ecológico. Pasear por el entorno nos permite disfrutar de acebos que crecen de forma laberíntica, ofreciendo al visitante una comunión perfecta con la naturaleza. Cuidado, ¡no te pierdas!

Para llegar al Acebal, desde Soria capital hay que coger la N-111 hasta Almarza, para desviarnos posteriormente en dirección a Gallinero y desde allí a Arévalo de la Sierra. En esta localidad se puede visitar también la Casa del Parque del Acebal de Garagüeta, con toda la información sobre la reserva natural y los acebos.

2. Visitar la Laguna Negra y caminar por todo su entorno

Si visitas Soria en el Puente de Diciembre, ¡tienes que conocer la Laguna Negra! La provincia es conocida por su naturaleza exuberante, y la Laguna Negra es sin duda una de las joyas de la corona. Situada en la comarca de Pinares, se trata de una laguna de origen glaciar que se encuentra a unos 2.000 metros de altitud en la Sierra de Urbión.

Esta impresionante espacio natural es visita obligada en Soria y ofrece al visitante una imagen única en cada estación del año, diferente pero igual de maravillosa. En Diciembre, es muy probable que te la encuentres nevada, ya que ya están cayendo los primeros copos en la provincia.

La Laguna Negra está situada a tan solo 50 kilómetros de distancia de la capital. Para llegar hasta allí, cogeremos la N-234 dirección Burgos hasta la localidad de Cidones. Pasado el pueblo, tomaremos el desvío a mano derecha en dirección Vinuesa. Cerca de esta localidad veremos los letreros que nos indicarán el modo de acceder por el encantador Valle del Revinuesa entre pinos silvestres de buen porte y altura.

Si quieres disfrutar al máximo de subir hasta la Laguna, desde el parking donde se dejan los vehículos, puedes subir por la Senda del Bosque. Te dejamos uno de nuestros Reels de Instagram para que veas cómo es el camino:

 

 

 

3. Ruta de las Icnitas

Si viajas con niños, este plan de encantará. En Soria puedes recorrer la Ruta de las Icnitas, en la que seguir las huellas de los dinosaurios a su paso por el territorio que actualmente ocupa la provincia y contemplar algunas reproducciones a tamaño real que harán las delicias de los más pequeños.

Fotografía: Conrado Ángel

Un plan que no solo es perfecto para los niños, sino en el que los mayores también pueden disfrutar de paisajes únicos y pueblos con encanto natural y un importante patrimonio en la comarca de Tierras Altas. En cuanto a la ruta, junto a los yacimientos que puedes descubrir aquí, el recorrido incluye también un Aula Paleontológica en Villar del Río y un Parque de Aventuras del Cretácico en San Pedro Manrique con actividades para los más pequeños.

4. Degustar la gastronomía soriana y pasar por sus Estrellas Michelín

Uno de los mayores placeres de los que puedes disfrutar en Soria, es su gastronomía. Los productos de la tierra son la base de una cocina tradicional, que no renuncia a la innovación. No te puedes ir de la provincia sin probar los Torreznos de Soria, la mantequilla (salada o dulce), los vinos de la Ribera del Duero, las carnes, el embutido o los dulces como la Costrada de Soria. 

Y si quieres disfrutar de una auténtica experiencia gastronómica, en Soria podrás disfrutar de dos restaurantes con estrella Michelin recién renovada, el restaurante Baluarte en la capital y La Lobita en Navaleno.

Fotografía: www.baluarte.info

5. Pasear por la capital

Un paseo por la capital no puede faltar en tu escapada a Soria. La ciudad se caracteriza por un amplio patrimonio cultural con verdaderas joyas del románico como la iglesia de Santo Domingo, San Juan de Rabanera o la Concatedral de San Pedro. La ermita de San Saturio es otro de los imprescindibles y el complemento perfecto a un paseo por las Márgenes del Duero. Muy cerquita, se encuentra también el Monasterio de San Juan de Duero, famoso por sus Arcos.

Te recomendamos también que conozcas la Alameda de Cervantes, la plaza Mayor o las calles y plazas del centro.

6. Punto de nieve de Santa Inés

Este último plan está condicionado a la climatología. Si tienes la suerte de que haya nevado lo suficiente, el punto de nieve de Santa Inés puede ser otro plan perfecto si viajas con niños o simplemente si te gustan los deportes de invierno y la naturaleza. A parte de la práctica del esquí, en esta zona podrás disfrutar de rutas con raquetas en las que tendrás la oportunidad de contemplar paisajes de auténtico cuento.

 

Estas son solo algunas de las muchas experiencias que puedes vivir en Soria. ¡Te esperamos!

No Comments

Post A Comment