CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN (El BURGO DE OSMA)

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción (El Burgo de Osma)

GALERÍA

Vista de la catedral

Detalle de la arquitectura

Sepulcro de San Pedro de Osma

Es el monumento religioso más emblemático de la provincia que comparte dignidad con la Concatedral de la ciudad de Soria. Es sede de la Diócesis desde la Alta Edad Media, ya época visigoda. No fue hasta iniciado el siglo XII cuando el Obispo Pedro de Osma encomendó la construcción de este monumental edificio junto al río Ucero. Esta ubicación fue decisiva para el impulso de un nuevo asentamiento junto a Osma; un burgo donde se establecieron artesanos y comerciantes, origen de la actual villa Burgense.

Leer más

Esta Catedral comenzó siendo románica allá por el año 1101, y son pocos los restos que resistieron al desmantelamiento obrado por la renovación del templo.  La sucesión de etapas constructivas y el advenimiento de nuevas tendencias artísticas, actualizaron arquitectónica y estilísticamente la Sede. Sin embargo perviven interesantes vestigios románicos en el claustro y la sala Capitular, en la crujía sur. Los vanos abiertos en este sector se organizan en arcos dobles apoyados en columnas pareadas y cuádruples torsas, con capiteles y arquivoltas de profusa y delicada ornamentación escultórica.

En las primeras décadas del XIII se iniciaron las obras de un nuevo edificio gótico de tres naves, crucero y cabecera originalmente de cinco ábsides. Un elegante y armonioso claustro gótico sustituyó al primitivo románico en el siglo XVI. Durante esta centuria una capilla dedicada a San Pedro de Osma se erigió sobre Sala Capitular; aquí se ubica un magnífico sarcófago policromado del siglo XIII  donde se custodian los restos del Obispo.

Las tendencias renacentistas, barrocas o neoclásicas dieron toques singulares a la Catedral. De época renacentista sobresale la fachada que guarece la portada gótica culminada por rosetón; también de este momento es la bella escalinata por la que se accede a la Capilla de San Pedro. Una monumental torre barroca a los pies del templo, se eleva y anuncia la presencia de esta majestuosa catedral.

En el siglo XVIII la tendencia neoclásica aportó innovaciones a la arquitectura y estética añadiendo girola y capillas, entre ellas de la dedicada al Beato Juan de Plafox.

Entre las obras conservadas en el archivo catedralicio figura uno de los códices más destacados del Apocalipsis de Beato de Liébana. El Beato de El Burgo de Osma, está fechado en 1086 contiene más de 70 miniaturas, la más conocida es la que se ilustra un enigmático Mapamundi.

Es imprescindible una visita al Museo catedralicio donde disfrutar una interesantísima colección de Arte Sacro procedente de la Diócesis de Osma-Soria. En capillas y altares se muestran obras de gran interés artístico; entre las más reseñables la talla del Santo Cristo del Milagro del siglo XII y el Retablo mayor obra del XVI de Juan de Juni y Juan Picardo.

OTROS USUARIOS TAMBIÉN BUSCARON
Redimensionar fuente
Contraste