Lavanda en Soria: Una experiencia sensorial

Campos Lavanda

Lavanda en Soria: Una experiencia sensorial

Pasear por los campos de lavanda se ha convertido en un atractivo turístico que, si ya por sí sola la naturaleza en su estado puro es el mejor reclamo, al añadir olor y color se convierte en una vivencia única.

Campos Lavanda

Vamos a llamar “campos de lavanda» a todas las plantaciones ya sean lavandín, lavanda o las tradicionales de espliego. Las tres plantas pertenecen a la misma familia, aunque a diferente especie. Las tres, aunque muy parecidas, poseen significativas diferencias en color, olor, cantidad de flores y propiedades terapéuticas.  

Lavanda

Fotografía: L.Redondo

La más selecta de estas plantas olorosas es la lavanda y la que más se cultiva es el lavandín, que es una planta híbrida resultado del cruce de lavanda y espliego. No solo aportan color y olor, también se usan para elaboración de perfumes, cosmética y aromaterapia, además poseen algunas cualidades terapéuticas. La lavanda es conocida por ser una de las flores preferidas de las abejas, por lo que éstas polinizaran todas las plantas que estén en su entorno y contribuyen a la sostenibilidad del ecosistema.

Lavanda

Fotografía: L.Redondo

El tiempo de cosecha son los últimos días de agosto, y su máximo esplendor de floración entre julio y agosto. La coloración malva varía según la especie siempre en tonos morados más o menos azulados.

Lavanda

La fotogenia de los campos de lavanda está garantizada por los amplios espacios, el intenso colorido que acompaña la milimétrica disposición de las plantas y siempre, el limpio y profundo horizonte soriano.

Lavanda

Los últimos años del siglo XX ya contaba Soria con más de 150 hectáreas de plantaciones. Aunque el espliego silvestre se recolectaba a hoz, para uso particular y se destilaba en calderas comunales. Los días de la destilación eran días de fiesta y el aroma inundaba la comarca.

Lavanda

Fotografía: Felicísimo Verde

En Arenillas se recuperó esta fiesta a finales del siglo XX. Los últimos días de agosto se reúnen con zoquetas y hoces a segar el espliego, que será destilado en una caldera junto al río Talegones, la esencia que se extrae la venden en ferias y a los visitantes que llegan al pueblo, sus beneficios se destinan para las mejoras que necesite la localidad.

En la actualidad se cultiva lavandín y lavanda en la zona turística de Tierras de Medinaceli, Tierras del Moncayo y en Tierras de Almazán.

Lavanda

Fotografía: L.Redondo

Soria, toda la provincia es naturaleza pura, pero en estas fechas se convierte en un festival de colores entre cosechas y flores, entre frutos y tierras labradas, una experiencia sensorial para llevar en la memoria.

1 Comment
  • Ana Bravin
    Posted at 14:51h, 28 agosto Responder

    !Qué interesante!

Post A Comment

Redimensionar fuente
Contraste