Espacios Naturales: El mayor pinar (albar) de Europa está en Covaleda, Soria

Espacios Naturales: El mayor pinar (albar) de Europa está en Covaleda, Soria

En el Parque Natural de Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión, en el noroeste de la provincia de Soria, se encuentra el pinar más grande de Europa entre fallas, pliegues, circos y valles glaciares, con numerosas lagunas y extensas laderas donde el pino silvestre ha encontrado el mejor hábitat para vivir.

El pinus syilvestris está acompañado por importantes manchas de hayas, robles, arándanos, brezo, margarita alpina, helechos…etc.

Fotografía: L.Redondo

Por ser un gran bosque, por el privilegio que es respirar del puro aire en soledad por la oportunidad de disfrutar de la naturaleza y encontrar parajes que parece que nos están esperando… hoy nos vamos a hacer una ruta por Covaleda.

Fotografía: L.Redondo

El municipio

Covaleda nos va a parecer muy nueva, pero su pretérito es remoto, su aspecto actual se lo debe al renacer tras el incendio de 1923.  Fue tierra de cazadores en la Edad de Bronce, de esa época se encontraron hachas en la Cueva Medrano. Del paso de Roma por estos lares quedan restos de la calzada y el puente de Santo Domingo. Junto a la iglesia quedan tumbas antropomorfas típicas de la Edad Media y aún se mantiene un privilegio histórico de «la suerte de pinos», que comenzó con Alfonso X. La suerte de pinos más que un privilegio es una manera de vivir pensando y protegiendo el monte.

Fotografía: Nieves de Diego

Partimos de Covaleda, nuestro camino es dirección el polígono industrial, a la derecha, en el cartel esta indicado Picos de Urbión.

Senda de los Abuelos

Nosotros no vamos a llegar a la cima hoy, aunque estaremos tan solo a 6km. Aparcaremos junto a los carteles que nos informan del bosque que nos encontramos y donde se bifurca hacia los Picos, se le conoce como el cruce de Tejeros. Nuestro primer paseo son tan solo 3 km. Vamos a recorrer “Senda de los Abuelos del Bosque”, hay marcada una ruta y carteles nos informaran de la envergadura de la copa, de la altura del árbol… estamos entre árboles que son historia. Extraordinarios ejemplares que llevan en este paraje cerca de 500 años. Ya estaban aquí durante la batalla de Lepanto, algunos nacieron a la vez que Caravaggio, vivieron la llegada del Greco a Toledo, y a su sombra se podría haber leído la primera edición de Romeo y Julieta.

Fotografía: L.Redondo

Todos impresionan por su porte y… uno destaca entre todos, es el “pino Rey”, 17 metros de altura y 15 metros de diámetro de copa.

Fotografía: L.Redondo

No dejamos el pinar de Covaleda, seguimos entre las Sierras de Urbión y Resomo que sí bien como pinar es el mas grande de Europa, también es la mayor masa boscosa de España, con 100.000 hectáreas entorno a los Picos de Urbión.

Cada paso que damos nos ofrece un rincón con encanto, fuentes por doquier, flores que solo en estas alturas podremos disfrutar, un laberinto de pinos inabarcable, numerosas rutas señalizadas, cuevas, cascadas, hornos de pez… etc.

Fotografía: L.Redondo

Ruta de las Cascadas

Si seguimos el camino de Bocalprado, siguendo el del GR-86,  señalizado en blanco y rojo, dejamos un refugio a la izquierda, pasamos el Altar de los Peregrinos y veremos el cartel que nos indica la Mina del Médico y la Cascada de la Mina del Médico.

Para acceder a la cascada el camino no es fácil, es un breve descenso de fuerte pendiente. Suerte que los voluntarios de la zona han colocado un pasamanos que presta gran ayuda en el ascenso. La cascada hay que visitarla en todas las épocas del año, en verano por la facilidad para llegar hasta el salto de agua, en invierno por verla helada y en primavera por la fuerza y cantidad de agua que aporta.

Fotografía: L.Redondo

Fotografía: L.Redondo

Antes de descender veremos un cartel que nos indica el roble “Curioso”, más que curioso es caprichoso, se ha atrevido a crecer en una roca. No hay más de treinta pasos desde la cuneta hasta la roca que lo cobija.

Fotografía: L.Redondo

Hornos

Nos queda por visitar, si vamos bien de tiempo, el hormo de pez Acebuchal, pasando un pequeño puente en cien metros llegamos a su emplazamiento, vallado con madera, como no podía ser de otra forma. Encontramos dos bocas de horno en el suelo, en la más grande se introducían las partes teosas de las toconas de los pinos y se les dejaba cocer con tranquilidad y vigilancia, y en la más pequeña por un conducto que unía las dos aparecía la pez o brea. Estos hornos eran numerosos y de uso comunales, prueba de ello es la toponimia, existen parajes en Covaleda denominados: Los Hornos y Los Hornillos.

Fotografía: L.Redondo

Mirador Cueva Mujeres

Cuesta decidirse a salir de este mar de pinos, así es que nuestra despedida pretendemos sea deslumbrante.

Vamos a asomarnos a uno de los miradores mas impresionantes de Comarca de Pinares: el mirador de Cueva Mujeres. Según nos acercamos por el camino vemos el refugio y seguramente nos paralice ver el horizonte, aquí se entiende la expresión “mar de pinos”… un cortado de rocas nos sirve de terraza y nos dejará sin aliento, a la derecha el pantano de la Cuerda del Pozo, muy cerca Vinuesa, a nuestros pies la Casa del Parque y el Quintanarejo… Si seguimos con la vista la carretera que lleva a la Laguna Negra veremos como se bifurca hasta Santa Inés y se aprecia el refugio… Ubicar las cumbres será mas placentero si llevamos un tentempié.

Fotografía: L.Redondo

No Comments

Post A Comment

Redimensionar fuente
Contraste