Tierras altas, entre el Río Alhama y el Río Cidacos

Tierras altas, entre el Río Alhama y el Río Cidacos

Vivir la magia del día más largo y la noche más corta en Tierras Altas

Para esta semana tan soriana y de los sorianos el pensamiento nos lleva a San Juan y nos Acerca a las Tierras Altas, recordar la noche más corta del año, las primorosas móndidas, los osados pasadores de la candente alfombra que es “El Paso del Fuego” y los gallardos jinetes de la caballada del 24 de Junio . Este año será histórico por la ausencia de festejos, pero nosotros los viviremos en el recuerdo.

La ruta que proponemos nos descubre el otro lado del puerto de Oncala, el curso del río Alhama por Magaña hasta el río Linares en San Pedro Manrique, ambos cuenca del Ebro. Es una oferta para toda la familia, podemos elegir entre seguir el G.R 86 se trata de una fácil ruta senderista, recorrer pueblos deshabitados y descubrir múltiples y cambiantes paisajes en pocos kilómetros: tierras de cereal, nogueras, carrascas, pinos…u optar por descubrir nuestro románico rural recóndito, cautivador y   que durante mucho tiempo ha pasado desapercibido. En nuestra ruta hallaremos esos pueblos que duermen en silencio y esperan el despertar estival.

Nuestro punto de partida  es Magaña, desde Soria la ruta más corta es la más atractiva dirección Almajano por Pobar y Villarraso (SO-P-1001). Llegaremos a la localidad, que está dividida en dos barrios por el río, el mismo que en otros momentos alimento cinco molinos y regó y riega numerosos huertos. Estamos a 919 metros de altitud, el río sigue su curso a Cigudosa, el pueblo de  menor altitud de Soria (732m).

Aunque no conozcamos Magaña, tenemos la imagen del castillo encaramado sobre la roca y a sus pies, el pueblo que protege. Es de doble recinto amurallado y reforzado por torres cilíndricas.

Si dejamos el coche junto al puente, hay un paseo perimetral que nos lleva al pueblo pasando por la ermita de la Virgen del Barruso (S.XIII), el castillo (S.IX-XI y reconstruido S.XV) y la iglesia de San Martin de Tours (S.XVI).

Si veis miel a la venta, no lo dudéis, por aquí abundan especies aromáticas: té de roca, romero, sándalo, manzanilla, tomillos y tan variada es la flora como rica es la miel.

El mejor perfil de Magaña es desde la carretera a San Pedro Manrique  (SO-630), así  descubriremos que en esta ruta siempre hemos de mirar atrás y  el mismo pueblo desde otra  perspectiva no parece el mismo.

A solo 7 Km. Se encuentra Fuentes de Magaña, aquí se localiza un gran apatosaurio, presume por ser la  reproducción más grande del mundo de un dinosaurio. Hallaremos huellas de Saurópodos en el yacimiento de Miraflores.

Muy interesante es la iglesia de Cerbón, apenas a 1 Km. de Fuentes de Magaña, está dedicada a San Pedro Apóstol ( S.XII). La excepcionalidad de esta iglesia es su estructura con dos naves paralelas (más estrecha la meridional) que culminan con dos ábsides semicirculares.

Aquí el dilema, es si optamos por hacer una ruta de senderismo, si así fuera seguiremos desde Fuentes de Magaña la carretera a Las Fuesas, desde allí, solo seguir el G.R 86 que empezaremos en una extensa pradera de Nogales, que camuflaran tras sus hojas el pueblo de Soria que mejor se mimetiza en el paisaje : Castillejo de San Pedro (buscadlo en colina antes de seguir camino hacia el Vallejo). Pasareis muy cerca de Valdelavilla, ahora conocido por todos como Peñafría en  la serie “El Pueblo” y nos toca una suave e incesante subida hasta Sarnago, ¡no olvidéis mirar atrás!. Pasear por estos pueblos es pasear en soledad, en pueblos durmientes y soñar con el sonido de las campanas, las viejas canciones infantiles, el tintineo de los cencerros y el olor a pan del viejo horno.

El  caminante seguirá a San Pedro Manrique, ya solo nos queda bajar una suave pendiente y dejando atrás  de la sierra del Alcarama  y el pico Ayedo frente a nosotros.

Si no es nuestra opción el senderismo seguiremos la carretera de San Pedro Manrique, pero haremos un alto en el camino, en Valtajeros,  aquí  se esconde otra joya de nuestro románico: Ntra Sra. Del Collado, una iglesia almenada, con cierto aire militar, lo que la diferencia de las iglesias de la comarca son los merlones rectangulares que completan su muro y el matacán  sobre la portada. La visita a esta pintoresca y aislada iglesia es una dicha ineludible.

A solo 13 Km está San Pedro Manrique, con mucha más oferta de la que pensamos: restos de la muralla, castillo, palacios, la ermita de la Virgen de la Peña, Centro de Interpretación del Paso del Fuego, el parque del cretácico junto al río Linares.

Es el momento de hacer parada y fonda, San Pedro Manrique es una opción otra es Yanguas, de hecho, es uno de los pueblos más bonitos, incluido en la “Ruta de las Icnitas” en el curso del Cidacos y el atractivo valle que sigue su curso desde su nacimiento en Los Campos, pero esto será otra ruta.

No Comments

Post A Comment

Redimensionar fuente
Contraste