PARQUE NATURAL DEL CAÑÓN DEL RÍO LOBOS

PARQUE NATURAL DEL CAÑÓN DEL RÍO LOBOS

MULTIMEDIA

Vistas del Cañón del Río Lobos

Detalle de la Ermita

Vista de la Ermita de San Bartolomé

Panorámica del Cañón

Desde Burgos hasta Soria, en las sierras que separan las estribaciones de la Cordillera Ibérica y la Alta Meseta del Duero, un espectacular cañón de origen kárstico de 25 kilómetros rasga la paramera.

El cañón es una garganta esculpida por el río Lobos durante milenios; la erosión fluvial ha creado un espectacular espacio geomorfológico de farallones y oquedades.

Declarado Parque Natural en 1985, el desfiladero conforma un patrimonio de gran diversidad biológica. Es un ecosistema natural de gran interés medioambietal, un bello paisaje cincelado por la diversidad geológica y la variedad de la flora y fauna que en él habita. No en vano en 1987 el Parque obtenía otro título que vendría a confirmar su interés ecológico, el de Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA).

Leer más

Cómo llegar:  75 kilómetros separan el cañón de la capital soriana. Tenemos 2 opciones para llegar: La primera: cogiendo la N-122 dirección Valladolid. Al llegar a la localidad de El Burgo de Osma se toma el desvío a mano derecha en dirección a San Leonardo de Yagüe y el Cañón del Río Lobos. La otra opción, también desde la capital, sería por la carretera N-234 dirección Burgos hasta la localidad de San Leonardo de Yagüe. Desde allí tomar dirección El Burgo de Osma y el Cañón del Río Lobos.

Considerado uno de los conjuntos paisajísticos más interesantes desde el punto de vista morfológico, en sus rocas tiene escritos cien millones de años de historia geológica, en tanto que un subsuelo inundado de acuíferos, talla bellezas y misterios en estalactitas y estalagmitas. Simas, torcas y cuevas se asoman a la superficie.

Por si fuera poco, leyendas de monjes guerreros vigilan su entrada y anidan en su vientre, un castillo medieval en el que la tradición oral sitúa a los templarios, vigila el acceso desde Ucero, y en el interior del cañón la ermita de San Bartolomé, románica, muestra originales e interesantes motivos esculpidos en la piedra.

Todo ello en el epicentro de un universo en verde intenso, a caballo entre extensos sabinares, pinares de laricio, genistas, especies aromáticas y medicinales, y una frondosa vegetación de ribera y acuática tan fascinante como el nenúfar.

Es refugio de una importante colonia de buitres leonados y otras especies protegidas como águilas calzadas y culebreras, halcones peregrinos, alimoches, azores y cernícalos; algunas como el búho real o el chico son nocturnas, también la lechuza, el cárabo, el atuillo y el mochuelo. Y entre las más elegantes y sonoras la garza real y la alondra.

En el reino de la tierra, los cielos y el agua, viven y se multiplican los corzos, jabalíes, conejos, ardillas, liebres, zorros, garduñas, comadrejas, tejones, nutrias, murciélagos, ranas, lagartijas, culebras, víboras hocicudas, truchas…

La Casa del Parque del Cañón del Río Lobos situada en el acceso al espacio natural desde Ucero, introduce al visitante, a través del agua, en las singularidades y valores ambientales del Parque.

OTROS USUARIOS TAMBIÉN BUSCARON
INFORMACIÓN PRÁCTICA

ENLACES DE INTERÉS

Casa del parque del Cañón del Río Lobos

Oficina de Turismo

Guías de Turismo

TELÉFONO CASA DEL PARQUE DEL CAÑÓN DEL RÍO LOBOS:  

975 363 564

CERCA DE AQUÍ
Redimensionar fuente
Contraste